Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/11/d467151012/htdocs/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5560

Gafas deportivas para trail running

El Trail Running es, sin duda, la simbiosis perfecta entre el running y el montañismo. Correr “fuera de pista”, por senderos de montaña, huellas, rastros o caminos secundarios, a través de montañas, cerros y montes, cruzando arroyos y ríos, con grandes trepadas y abruptas bajadas.

Se diferencia de los maratones y el senderismo en que por lo general se lleva a cabo en lugares más agrestes, muy a menudo en terrenos montañosos con grandes pendientes donde se asciende y desciende continuamente. La orografía del terreno suele tener muchos ascensos y descensos, es uno de los factores con los que medimos la dureza de un trail. Por ello, tanto la naturaleza del terreno como el desnivel del recorrido, además de la distancia, son dos características fundamentales de un recorrido de trail running. En las carreras a campo a través se corren distancias más cortas (rara vez más de 12 kilómetros), mientras que el trail running no tiene un límite de distancia claramente definido exigiendo al corredor recorrer rutas más largas.

Para el trail se requiere una capacidad visual distinta dependiendo del terreno en el que se desarrolla la actividad (caminos de piedras o montaña, pistas, etc). Igualmente, las condiciones meteorológicas condicionarán la necesidad de utilizar en mayor o menor grado todas las funciones que podemos incluir en la capacidad visual como sensibilidad al contraste, estereopsis, visión periférica, agudeza visual dinámica, visión cromática, etc, pero en términos generales se requiere una adecuada capacidad visual en todas sus facetas.

Gafas deportivas para Trail Running | LensSport

Hay cuatro modalidades dentro del trail en función de la distancia recorrida de la prueba:

Speed Trail: 21 Km (media maratón)
Marathon Trail: 42 Km
Long Trail: 69 Km (maratón y media)
Ultra Trail: 104 Km
Se trata de una de las modalidades deportivas más exigentes ya que la naturaleza del terreno, el desnivel y las condiciones climatológicas obligan al corredor a que vaya al límite y su fuerza psicológica es fundamental para aguantar hasta el final.

El terreno en el que nos vamos a mover en una carrera de trail es inestable e irregular. No hablamos ya de cuestas o pendientes más o menos empinadas, sino de que en nuestro camino podemos encontrar piedras, barro o incluso terreno inclinado.